Inicio > filosofia, lingüística, producción de sentido, semiótica, Uncategorized > El lenguaje es un proceso, no produce cerraduras

El lenguaje es un proceso, no produce cerraduras

primera respuesta a la pregunta inaugural

(respuesta a : https://semiosiske.wordpress.com/2011/03/19/punto-de-partida-a-modo-de-pregunta-inaugural/)

Quisiera plantear, o recordar quizás, un principio heurístico de la perspectiva semantico-comunicativa desde la que voy a ubicarme: el lenguaje es un proceso.

Esto quiere decir, para nuestra discusión, que importa poco lo que se “haga” con el lenguaje, en términos de que no nos habría de preocupar el análisis de un “algo” que sea producido por él (o con él), pues no hay un “producto” del lenguaje. La centralidad del análisis del texto en estos asuntos lleva siempre a un equívoco. Que Austin nos haya introducido a la comprensión de que las relaciones sociales son transformadas por la interacción comunicativa, no quiere decir que el lenguaje “haga cosas”, sino que el lenguaje permite la reconfiguración de interacciones por medio de la generación negociada de sentidos; así, lo que podría preocuparnos al tratar de comprender el lenguaje es la interacción, la terceridad genuina. No importa si hay correspondencia entre lo que hay en el mundo del lenguaje y lo que hay por fuera de él. De hecho, esta distición adentro – afuera es algo que tendré que dilucidar en esta discusión, pues me parece sospechosa. La pregunta por la realidad del mundo del lenguaje tiene que ver con una inquietud por la correspondencia de “mundos producidos” o “mundos no producidos”, es decir, supone que el proceso parte de un algo pre-existente y llega a un algo dis-puesto pro el lenguaje. Proceso es otra cosa. Es un devenir.
Que el lenguaje establezca una distinción de realidades, que la implique, no me parece propio de lo que parece ser el devenir del lenguaje. Creo que la cosa va más por del lado del continuum que del espejo, de la transducción que del isomorfismo, de la dimensión de orientar que implica la generación de sentido que del establecimiento de un significado o un significante… Estos son solo partes del engranaje del lenguaje que fluye, y permite a los sujetos contar con un “algo” con que operar en el el proceso.
Y sí, apuesto a que, si hay un “algo” producido por el proceso del lenguaje, ese “algo” ha de ser el hombre mismo.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. abril 13, 2011 en 11:54 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: